Buscar este blog

Paneles de melamina para paredes en construcción



Los paneles de melamina para paredes llevan muchos años usándose en la creación de muebles baratos y resistentes y ahora se han convertido en un material imprescindible para la construcción en el revestimiento de muros.

Por su tamaño, colocarlos es más rápido y económico que otro tipo de materiales que se utilizan en el revestimiento de paredes, lo que hace que estos paneles sean cada vez más populares, sobre todo en espacios en los que van a pasar muchas personas a diario.

Se instalan sobre rastreles y son personalizables

Su instalación no requiere de personal con habilidades especiales, ya que se ponen sobre rastreles que también son de melamina. Se fijan a la pared y en ellos se van colocando los paneles hasta cubrir toda la zona.

En cuanto a los colores, son muy personalizables porque su capa externa es una lámina impresa, por lo que las posibilidades son casi infinitas.

Precio bajo y alta resistencia

Además de la facilidad con la que se colocan, su elección como revestimiento para paredes tiene otras ventajas: el precio y la resistencia.

Comparando su coste con el de la madera natural gana por goleada, siendo mucho más bajo el de los paneles de melamina que se suelen fabricar con restos de madera a las que se unen una especie de resinas que le aportan su dureza.

Esa resistencia es otra de las ventajas que hace que los paneles sean los favoritos para piscinas, oficinas, edificios públicos y todas aquellas zonas por las que transitan diario grandes cantidades de público.

Son muy resistentes a los golpes, a los roces y a los actos vandálicos que por desgracia siempre suceden en los sitios en los que hay mucha gente. Además, en el caso de que los consigan romper se pueden sustituir sin obras y en poco tiempo, simplemente colocando otros en su lugar.

Un material muy higiénico

A diferencia de la madera, que si no se trata lo absorbe todo y es difícil de limpiar, la melamina es de lo más higiénico que podemos encontrar a la hora de revestir muros.

De hecho, gracias a su dureza se puede limpiar con productos químicos agresivos como la lejía o con cualquier otro desinfectante, algo que en estos dos últimos años ha tomado una mayor relevancia debido al COVID.

Así, la melamina es de los mejores materiales al poder desinfectarse con lejía, con alcohol o cualquier solución viricida sin que su superficie se vea afectada.

Se trata de un material impermeable

Otra cualidad que hace que se coloquen revestimientos de melamina en las paredes es su impermeabilidad, por lo que resiste muy bien en entornos húmedos y en aquellos en los que le cae agua directamente.

Esto posibilita que se use en piscinas cubiertas, centros deportivos, vestuarios, etc., e incluso en edificios en sitios en los que la humedad es alta como en la costa, lugares en los que otros revestimientos pueden estropearse enseguida por una humedad relativa que supera lo normal, valores de alrededor del 50 %.

Si sumamos la fácil desinfección de los paneles, en estos espacios la melamina impide la proliferación de hongos y mohos tan frecuentes en paredes de yeso o en maderas naturales que están en entornos muy húmedos.


Suscríbete y recibirás un e-book GRATIS

Pincha Aquí para descargar e-book.


1 comentario:

  1. Buenos días, Carlota y Dario He leído el post y me ha gustado bastante. Sin embargo, me ha surgido una pequeña duda
    ¿Los paneles de melamina son lo mismo que los paneles sandwich de fachada? ¿O no tienen nada que ver?
    Llevo un tiempo pensando en reforma la fachada mi casa de campo y me gustaria saber mas.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Suscríbete y recibirás un e-book GRATIS

Pincha Aquí para descargar e-book.

INSTAGRAM FEED