SF Arquitectura Selenita: Atlántida Lunar

Podríamos empezar esta serie de artículos refiriéndonos a las condiciones nada favorables para el soporte vital sobre la superficie lunar. Recordando al lector la inexistencia de atmósfera y campo magnético, lo que dejaría a sus habitantes directamente expuestos a las condiciones del vacío espacial: temperaturas extremas, bombardeo de meteoritos, rayos ionizantes, y un largo etcétera que, unido a la falta de aire respirable y suelo fértil, nos quitarían a nosotros las ganas de seguir escribiendo y a usted las de seguir leyendo.

Por el contrario hemos decidido empezar con un artículo alentador, que anime a los interesados a no abandonar sus intenciones de levantarse una casita en la Luna, y, porqué engañarles, no perder clientes, que no está el horno para bollos.

Confesaremos un gran descubrimiento, hemos encontrado indicios arqueo-literarios de asentamientos humanos en la Luna en un pasado no muy remoto. No se trata de asentamientos rudimentarios compuestos por unidades de habitación presurizadas y conectadas entre sí. Se trata de una auténtica civilización que fue visitada, de forma casual, y descrita por Luciano de Samósata, allá por el s.II dC, como (…) “un gran país en el aire, como una isla, luminoso, redondo y resplandeciente de luz en abundancia. (…) la región se hallaba habitada y cultivada”.

Una región habitada a la altura de un clásico ilustrado; que, por la falta de sorpresa de Samósata, no era muy diferente a la que él mismo habitaba en la Tierra; puede tratarse, nada más y nada menos que, de la Atlántida Lunar, referida por el escritor simplemente como Luna.

Nos hemos atrevido a imaginar esa región así:

Arquitectura en la luna, atlantida lunar, arquitectura slenita
Ilustración de María González Pérez
Hemos respetado la posición relativa de la región habitada. Samósata declara desplazarse siempre hacia arriba, esto es, dejando la Tierra a sus pies, en perpendicular, hasta alcanzar la Luna, que la vería sobre su cabeza, lo que le llevaría a imaginarlo del revés.

Arquitectura en la luna, atlantida lunar, arquitectura selenita
Viaje a la Luna de Gustave Dorè  
Esto no difiere mucho de la realidad geográfica de aquel lugar, ya que parece que se ha determinado que la mejor región para habitar es en las proximidades del Polo Sur Lunar, tal como aparece en la ilustración, y donde podrían encontrarse las ruinas de esta antigua civilización bajo un mar congelado. Tenga esto en cuenta si tiene entre manos adquirir alguna parcela para construir, su vivienda le saldrá más económica cuanto más próxima a ese punto se encuentre su parcela. De todas maneras, iremos manteniéndole informado acerca de las mejores localizaciones de forma más concreta.

Si le ha divertido este hallazgo, y la conjetura de una Atlántida Lunar, a continuación puede disfrutar con la lectura de un brevísimo extracto, sólo 5 páginas, del texto con el que Samósata describe sus aventuras en esta región habitada y cultivada. En el mismo documento puede consultar la referencia de esta obra.

Seguro que estará de acuerdo en que se trata de una brillante obra de ciencia ficción, que roza la contemporaneidad, incluso le recordará a la historia de este género que más adeptos ha alcanzado en la historia y que está de actualidad (pista, hoy puede verse el episodio VII en cines)

CARLOTA GONZALEZ

Arquitectos por la ETsA de Sevilla con residencia profesional en Segovia.Arquitectura en Segovia